Saltar al contenido

¿Aprende a Tocar tu Cuenco Tibetano?

¡Ha llegado el gran día! Tu nuevo cuenco tibetano está en casa y debes tomar una gran decisión. Puedes dejar tu nueva pieza en decorando el recibidor de casa o aprender a tocar tu cuenco tibetano para aportar beneficios a tu salud. Si crees que es algo muy complicado sigue las siguientes técnicas y verás que es más fácil de lo que parece.

Técnicas Básicas para tocar el Cuenco Tibetano

Existen diferentes manera de hacer sonar un cuenco cantor. Como en todo instrumento musical existen diferentes técnicas de mayor y menor complejidad. A continuación os presentamos algunas de las técnicas más sencillas para tocar vuestro cuenco tibetano de manera sencilla.

La Técnica “Alrededor del Borde”

Seguramente habrás visto esta técnica más de una vez. Alguien coge un tazón y lo sostiene en la palma de su mano mientras con la baqueta va rodeándolo hasta hacerlo cantar. Fácil, ¿no? Bien, pues sólo tienes que seguir paso a paso las instrucciones siguientes:

  1. Sostén el cuenco en la palma de la mano, preferiblemente aquella contraria a la de su predominancia. Si el tamaño de tu tazón es pequeño – 7 pulgadas o menos – puedes sostenerlo con la punta de los dedos.
  2. Sujeta el mazo a media longitud, con todas las yemas de los dedos apuntando hacia abajo y tocando la madera. La parte recubierta de felpa (en caso de disponer de un mazo de estas características)
  3. Golpee suavemente el mazo contra el costado del tazón, estará calentando la campana. ¡Ojo! No golpee de manera contundente ni cerca de los oídos.
  4. Manteniendo una presión uniforme, frote el mazo en el sentido de las agujas del reloj alrededor del borde exterior de su cuenco. ¡Utiliza el movimiento completo del brazo, no se trata de un movimiento de muñeca!

Recuerda que al aplicar la presión y debido a la fricción del mazo contra el borde exterior se generan las vibraciones que producen el sonido. A partir de este momento, ya habrás aprendido a tocar tu cuenco tibetano. Te invitamos a que experimentes con la velocidad del giro, ya que es la clave de conseguir sonidos armónicos.

Romper el Mazo en el Cuenco Tibetano

Esta expresión describe la situación en la que el mazo empieza a tener trazas de uso. Normalmente, a no ser que se compre un mazo de segunda mano, las baquetas de madera son nuevas. Al principio, este mazo de madera del Himalaya es liso, pero a medida que se utiliza la técnica anterior va desarrollando micro-surcos, poco profundos, que facilitan al agarre al borde del tazón. Cuanto más desgastado esté el mazo por el rozamiento mejor será el sonido musical que obtendrá en el canto de su cuenco.

cuencos cantores sonar
Aprender a tocar un cuenco cantor es una práctica relajante

Técnicas Avanzadas para Hacer Sonar el Cuenco Tibetano

Las siguientes técnicas son algo más complejas y requieren de prácticas y concentración. Sin embargo, siguiendo nuestra guía paso a paso podrás hacer sonar tu cuenco del himalaya sin ningún tipo de problema.

Sonidos de Cuenco de Agua

Si deseas experimentar con esta técnica avanzada sólo tienes que añadir una pequeña cantidad de agua en el fondo del cuenco. ¡Escucharás a los delfines cantar! Para ello solamente deberás realizar los siguientes pasos:

  1. Deberás tener en cuenta que la cantidad de agua varía según el tamaño del cuenco. Puede iniciarse cubriendo una cuarta parte del tazón con agua. ¡Ten mucho cuidado porque el borde de la parte exterior del recipiente no se puede mojar!
  2. Ahora, utiliza la primera técnica descrita – alrededor del borde – buscando ejercer una presión constante e uniforme con su mazo. Una vez empiece a cantar, retira el mazo del borde y deja que el cuenco tibetano continúe con este maravilloso canto.
  3. Aún sosteniendo el tazón con la mano, inclina el cuenco para que el agua del interior gire suavemente hacia el borde interior. Continúa girando e inclinando suavemente el tazón y el agua.

Puedes experimentar con la cantidad de agua a utilizar. Normalmente este efecto se produce mejor con una menor cantidad de agua. Recuerda tener a mano una toalla en caso de derrames.

Aislando lo Fundamental

Para la siguiente técnica necesitarás adquirir consciencia, control de la respiración y un buen nivel de concentración. De tener un cuenco de Buda de paredes bastante delgadas deberás «aislar el bajo tono o fundamental» usando un mazo cubierto de cuero, preferiblemente. Sigue las instrucciones sobre el rodeo de el borde de tu tazón para que aparezca el sobretono agudo, utiliza solamente el extremo de cuero del mazo y asegúrese de que éste apunta hacia arriba. Puedes experimentar utilizando presiones más ligeras.

El wah-wah

El wah-wah es algo común en todos los cuencos tibetanos. Este término proviene originalmente del jazz y describe el sonido que emiten los cuencos al vibrar por la fricción con la baqueta de madera. Este efecto puede amplificarse siguiendo el siguiente método:

  1. Provoque que el cuenco cante utilizando la técnica del mazo alrededor del borde, descrita anteriormente. Saque el mazo del tazón y deje que éste continúe cantando.
  2. Mientras sostiene el tazón en la mano, suba el cuenco hasta la boca de modo que el borde exterior quede justo por encima de la abertura de su boca, más o menos a escasos centímetros.
  3. Abra y cierre la boca mientras piensa en el sonido del wah-wah. En realidad no estarás emitiendo ningún sonido con la boca, haciendo que el sonido rebote dentro de tu boca y luego se refleje.

Puedes experimentar con la posición relativa con su boca al borde exterior del tazón. Además, si giras el tazón, mientras experimenta con el efecto wah-wah, encontrarás “puntos calientes” donde el cuenco tibetano es naturalmente más ruidoso.